El virus disminuye la criminalidad en América Latina (por ahora)

Con la suspensión de actividades y las órdenes de inamovilidad en buena parte de la región hay menos personas en los espacios públicos y las calles son más fáciles de vigilar.